Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti

“Lo que más me gusta de la casa es que es como un jardín con techo” – Mercedes Hernáez nos abre las puertas de su hogar a las afueras de Buenos Aires, lejos del bullicio de la gran ciudad, y siguiendo sus pasos nos encontramos en un espacio abierto y transparente, que desdibuja sus límites para rendir tributo al verde intenso que rodea la casa y que desde algunos rincones parece haber franqueado la entrada. Ideada por su pareja, el arquitecto y diseñador Alejandro Sticotti, la casa está llena de objetos que cuentan una historia, ya sea en forma de artesanías traídas de viajes al norte de Argentina, de cuadros y fotografías que hablan de la amistad con artistas o de libros que evocan épocas vividas por separado. Mercedes los llama “los tesoros de la vida cotidiana”.

A pesar del calor que anuncia el final de la primavera, tomamos café sentados en la mesa de la cocina y hablamos del proceso de creación de la casa, que cuenta a la vez la historia de la relación entre los dos; del carácter único de Buenos Aires y de la transformación de sus barrios. Alejandro nos cuenta de su amor por la madera, que junto con un estilo de líneas depuradas caracteriza los muebles que firma bajo el nombre de Net y que produce en el concurrido barrio de Palermo.

El local de Mercedes está a pocos pasos del suyo, y hacia allí nos dirigimos en su coche, atravesando la jungla urbana de obras, transeúntes y avenidas de ocho carriles, hasta llegar a un pacífico estudio escondido en la parte trasera de una tienda. Desde aquí la diseñadora se dedica a editar los Mapas de Buenos Aires, pequeñas guías de la ciudad, y a desarrollar su emprendimiento Mono, una colección de cuadernos pensados para escribir, dibujar y proyectar. Sentadas en un patio cubierto de viña virgen, acabamos el día hablando con Mercedes del poder de las colaboraciones, de un galpón lleno de papeles antiguos y de su ilusión por descubrir proyectos escondidos en una ciudad que no cesa de transformarse.

This portrait is part of our ongoing collaboration with ZEIT Online who presents a special curation of our pictures on their site.

Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/Freunde von Freunden — Mercedes Hernáez & Alejandro Sticotti — Graphic Designer & Architect, House & Studio, Olivos & Palermo, Buenos Aires — http://www.freundevonfreunden.com/es/interviews/mercedes-hernaez-alejandro-sticotti/

¿Cuándo y por qué decidisteis mudaros aquí, al barrio de Olivos? ¿En qué momento de vuestra vida os encontrabais entonces?
Mercedes: En realidad coincidió con varias cosas para mí. Por un lado, cuando nos conocimos, los dos estábamos casados con otras personas. Nos enamoramos y nos fuimos a vivir juntos, pero las casas en las que vivíamos tenían mucha historia de nuestras vidas pasadas.
Alejandro: Estábamos viviendo en una casa en Palermo muy linda, pero el barrio se había puesto muy violento y teníamos ganas de tener más verde. Coincidió con la crisis del 2001, y tuvimos la oportunidad de vender la casa donde vivíamos. Tener el dinero en la mano en la Argentina de ese momento era muy difícil. Estuvimos un año y medio buscando algo para mudarnos y mientras tanto nos fuimos a vivir a una quinta que tenían mis padres en Pacheco, lejos, con todos nuestros hijos.
Mercedes: Esto era un jardín entre dos casas, nosotros vinimos a ver la casa de al lado y por suerte no nos alcanzó el dinero para comprarla. Ale vió el jardín y preguntó, ¿y ésto?, y nos dijeron que también estaba en venta. Entonces compramos este jardín, y estuvimos tres años construyendo la casa.
Alejandro: Bueno, no, entre que encontramos el terreno hasta que nos mudamos pasaron tres años. Entre el proyecto, construirla, conseguir parte del dinero… Nos habíamos quedado sin dinero en medio de la obra.
Mercedes: También era con una época de reconstrucción del país. Nos coincidió construir nuestra vida en común con la reconstrucción del país post‐crisis. Con todas las dificultades que eso implicaba, y con todo el deseo y lo bueno de hacerlo desde aquí, con orgullo, con ganas. Nos tocó un buen momento para apostar por proyectos personales.
Alejandro:La crisis alimentó nuestro proyecto porque se empezaron a dar oportunidades que antes eran más difíciles de encontrar. El resurgir de la industria Argentina, el hecho de que se dejara de de usar lo importado… Nosotros creíamos eso, no sé si era tan así, pero pequeñas industrias que habían estado cerradas en los últimos 15 años empezaron a abrir de nuevo, y nosotros estábamos muy entusiasmados y montados en esa ola.

¿Cómo fue la experiencia de construir vuestra propia casa?
Alejandro: Fué impresionante. Además esta casa no es una casa común. Es una casa “alternativa”, no encuentro la palabra. Al hacerse una casa propia, uno quiere ponerle todo lo que sabe que le gusta y que en otras oportunidades no pudo realizar porque el cliente no quería. Ahí no tienes excusas, tiene que ser como vos querés. Es como hacerse un traje a medida. Vos decís bueno acá me gustaría mirar para allí, y comer aquí, y cuando cocino hago así…
Mercedes: Para mí fue una casa fundacional. La acariciamos y la deseamos y nos la imaginamos, fue todo un coqueteo con la vida que queríamos hacer, y en un momento en que Alejandro estaba ya súper maduro con sus decisiones.

Me imagino que tener que decidir cada detalle, cada material, cada espacio os obligó a reflexionar sobre vuestras prioridades y vuestros gustos, a hacer una especie de ejercicio de autoanálisis?
Alejandro: Es mecánico. Los arquitectos estamos acostumbrados a pensar en el plan de necesidades de la gente. Nosotros nos imaginamos a la gente viviendo en los lugares para poder diseñarlos, es aplicar ese proceso a uno mismo.
Mercedes: Lo vivimos como una gran oportunidad. Esta era la primer casa que Ale hacía de cero.
Alejandro: Bueno, ya había hecho otra, pero era entre medianeras, en la ciudad. Esta es la primera que tenía un terreno ideal, un lugar ideal. Todo se fue haciendo a medida. Yo no podía ir a una casa de aperturas y decir “deme las ventanas”. Porque estas ventanas no existen en el mercado, había que hacerlas aquí con un herrero, mirarlas, dibujarlas. Todo era así, nada era estándar, nada era de ir y comprar, los inodoros y los azulejos fueron lo único que pudimos encontrar en el mercado que nos gustaba. Bueno, no nos gustaba, pero no nos importaba tanto. Lo demás había que hacerlo. Y como yo tengo un taller de carpintería, el taller trabajaba para la casa permanentemente.
Mercedes: Una vez pasada la presión de mudarnos – vivíamos a 25km de nuestro trabajo, así que ir y venir era bastante complejo, con lo niños, el colegio, el trabajo – el proceso nos marcó muchísimo, fue un proceso hermoso. Cada día que pasamos aquí es algo así como la felicidad completa. Como le pusimos tanta batalla en aquel momento, ahora lo gozamos sin culpa.

A nivel arquitectónico, vuestra casa destaca bastante en este barrio lleno de casas clásicas de estilo inglés. ¿Cómo recibió el vecindario vuestra llegada?
Alejandro: Nos recibieron bien, pero seguimos siendo los modernos. Esta casa está puesta en una posición para que le tire la menor cantidad de sombra a las casas contiguas, están puestas como en hilera hacia el noreste, así ninguna le hace sombra a la otra. Tuvimos en cuenta un montón de cosas, los retiros y todo lo demás, para no ofender o invadir. A pesar de que ellos no lo pedían, era por una cuestión de respeto que nos parecía lógica. De todas maneras el estilo era muy distinto, la gente se paraba delante para mirar, y eso sigue pasando.

¿Cómo es la vida aquí en Olivos, comparado con vivir en el centro?
Alejandro: Es divino llegar acá y ver el jardín, el verde, los pajaritos, fíjate que cuando estás acá hay una sensación de estar en un lugar incluso más verde de lo que el barrio es, la casa tiene mucho vidrio en la planta baja que hace que el jardín se meta dentro. Nos gustan mucho las plantas, trabajamos mucho en el jardín los fines de semana. No tenemos jardinero, así que lo hacemos todo nosotros. Los dos veníamos de tener miles de plantas en las macetas en los lugares donde vivíamos. Siempre nos mudábamos con las macetas.
Mercedes: Los libros y las plantas siempre son las primeras cosas que empacamos.

El hecho de que viváis en una casa hecha a medida para vosotros, llena de muebles diseñados por Alejandro me hace recordar a los icónicos Eames – ¿hasta qué punto vosotros desarrolláis proyectos conjuntamente, tal y como lo hacían ellos?
Mercedes: Colaboramos invisiblemente. Nos contamos las cosas, confiamos estéticamente el uno en el otro. Tenemos un montón de proyectos posibles juntos, pero no de una manera expuesta, no es que digamos “vamos a diseñar esto o lo otro juntos”, en general no hemos concretado muchos de esos proyectos, pero todo el tiempo yo veo cosas y se las muestro a él, él ve cosas y me las muestra, nos enviamos links, nos sacamos fotos, nos observamos con los ojos del otro… Nos confiamos. Eso es una colaboración.

Hablemos de Buenos Aires – ¿si tuvieran que describir la ciudad con un par de frases a alguien que nunca estuvo aquí, qué dirían?
Mercedes: Yo creo que lo más remarcable de la ciudad es el capital humano. Tiene mucha gente muy curiosa y todavía hay mucho espacio para hacer proyectos nuevos. Eso para mí es lo que tiene Buenos Aires de particular – al estar tan lejos de los países centrales, es muy pulsional, con mucho deseo de construir, de hacer… Somos una cultura que desea, que está viva, que pasa por un montón de estados distintos. Y la ciudad lo ve muy transparentemente a eso. Es muy polifacética, hay muchas tribus urbanas, muchas culturas de otros países que tienen sus espacios propios, sus mercados, sus ferias, sus barrios… Nosotros somos un país súper nuevo que ha sido prácticamente construido – bueno, no construido, pero digamos que más del 80% somos inmigrantes o venimos de familias de inmigrantes, así que es muy heterogéneo e interesante, toda esa mezcla en un plano bastante horizontal. Tiene una complejidad étnica y cultural que es rica. Y eso se ve en la ciudad.

Vuestros estudios, Mono y Net, se encuentran en el popular barrio de Palermo. ¿Cómo ha cambiado desde que os asentasteis allí, casi 15 años atrás?
Alejandro: Palermo ahora es un shopping center. Antes de que existiera este fenómeno comercial nosotros ya teníamos propiedades allí, vivíamos allí y nos gustaba estar allí, justamente porque era un barrio más cutre…
Mercedes: …con más profesionales, con gente un poco más progresista, más curiosa, era más barato, más alternativo…
Alejandro: En esa época aún no había shopping centers, todo eso vino después, con los 90. Primero empezó a caer un montón de gente que se dio cuenta de que era barato, y después las grandes marcas se dieron cuenta de que necesitaban tener una presencia allí, porque las leyes de marketing lo decían.

Yo, que trabajé durante mucho tiempo haciendo locales comerciales, de hecho sigo haciéndolos, sé que el razonamiento de las marcas era que un alquiler que para nosotros es carísimo, para ellos significa lo mismo que tener un cartel publicitario gigante en una gran avenida, por el que pagan no sé, 60.000 dólares por mes. Es lo mismo que alquilar una casa, tirarla abajo y hacerla local en Palermo. Es la ley del mercado. Más tarde, cuando las inmobiliarias habían triplicado los precios, cambiaron los nombres del barrio y se crearon zonas como Palermo “Soho” y Palermo “Hollywood”.

Mercedes: Justamente lo que Palermo tenía de interesante es que era un barrio mixto, había mucha vivienda, mezclada con algunos comercios, mezclado con algunos profesionales. Tenía un montón de beneficios urbanos y generaba una vida cotidiana muy linda, las plazas, los colegios, la mixtura. Era un verdadero barrio.

Mercedes ­ me ha llamado la atención que varias personas que te rodean y con las que colaboras se refieren a ti como una especia de “hada madrina”, alguien a quien admiran mucho y para los que ocupas un rol casi materno. ¿Qué importancia tiene para ti implicar en tus proyectos a jóvenes diseñadores y artistas, que quizás están al principio de su carrera, y apoyarlos a la hora de desarrollarse profesionalmente?
Mercedes: Lo que hace que mi trabajo sea hermoso es eso. Es descubrir, rodearme de gente talentosa, darles espacio. Mi trabajo tiene que ver con eso, con compartir, con generar situaciones de red para encuentros y proyectos, y con dar a conocer. Con impulsar a gente que me gusta, que tiene una sensibilidad parecida a la mía, o que tiene un lenguaje nuevo, o que tiene una forma de ver la vida en la cual uno comulga. Cuando este tipo de gente aparece en mi vida, me dan ganas de hacer proyectos para compartir con ellos. Eso es la magia de la vida, vas proponiendo, sumando, brindando… una cosa de mucha alimentación para el espíritu y para la vida en general.

¿De dónde surge la idea de crear la línea de cuadernos Mono? Y como llegaste a esa estética especial que tienen, la de papelería vintage?
Mercedes: En realidad lo de los cuadernos tiene que ver con que siempre he sido una persona que piensa con un papel y un lápiz en la mano. Yo había viajado y visto que ese tipo de cuadernos existían, y como diseñadora gráfica deseaba que existieran también en Buenos Aires. En el 2001, cuando todo se cayó, tenía esa idea, hice un montón de pruebas, soy muy lenta para trabajar, había hecho un montón de prototipos de distintos tamaños. Un día encontré un gran encuadernador que tenía una vieja fábrica con unas máquinas hermosas, y con una sabiduría enorme de uno de esos oficios que habían sido olvidados y barridos por el capitalismo, al que no había tocado modernizarse, así que conservaba muchas técnicas de encuadernación viejas. Una persona muy especial.

Paralelamente encontré una fábrica muy vieja de empapelados, en la que imprimían y donde tenían un galpón gigante, oscuro, lleno de humedad, en el que había miles y miles de papeles de empapelar. Así que un día fui con ropa de trabajo y una linterna e hice una primera selección, de donde salió la primera colección de papeles, y con eso saqué una primera línea de cuadernos. Me encantó poder consolidar una idea. Y a partir de eso quise generar un espacio, no un espacio escrito ni dibujado, sino un espacio en el que cada persona pueda escribir, pensar, dibujar, como una hoja en blanco para llenar con la mirada de la persona que lo compra.

¿Cómo se reflejan las colaboraciones que impulsas a través de tu tienda, Mono, en tu propio trabajo? ¿El hecho de que te rodees de creadores de distintos ámbitos, impacta de algún modo en tu mirada?
Mercedes: Absolutamente. Me encanta brindar el espacio para que ocurra. Es como bordar juntas o tejer juntas o dibujar juntas: uno aprende de la propia mirada, pero también aprende del de al lado, brindándole a la vez la mirada propia. Esa sinergia que en lo urbano se perdió un montón, en el sistema neoliberal y capitalista donde solo el trabajo es lo importante también se perdió mucho. Y yo tengo la sensación de que recuperar esos espacios es contracultural en este momento de la vida y de las sociedades; ya que en las ciudades, en estos centros urbanos en los que nosotros vivimos todo eso lo limpiamos, lo dejamos de lado, aunque en muchas otras culturas sigue siendo el hilo, la red y el tejido social. Volver a recuperarlo en estos ámbitos hace que la vida se ponga bella.

Mi proyecto Mapas de Buenos Aires habla también de algo así, de tratar de contar un Buenos Aires o un barrio en el que existen iniciativas interesantes, alternativas, particulares. Es como cuando uno saca una foto, algunos la toman del tango, la carne y el vino, y otros la sacan de este otro mundo que no es tan visible, y a mí eso es lo que más me emociona. Es muy enriquecedor, y el feedback con todo ese mundo es lo que hace que uno tenga deseo y ganas de producir cosas.

Hablando de Mapas, cuéntanos cuál es el origen de estas pequeñas guías de la ciudad que editas y que para muchos visitantes se han convertido en un compañero de viaje esencial.
Mercedes: Amo leer mapas, siempre me fascinaron y apasionaron, tengo una gran colección de mapas. Me parece que al llegar a una ciudad nueva es clave tener un mapa y saber dar con la información adecuada.

La creación de los Mapas tuvo que ver con el crecimiento de un barrio que yo amaba, sumado al hecho de viajar y querer contar con un amigo o alguien que te pueda abrir unos mundos que no están tan a la vista. Es un proyecto que se inició cuando no existía internet, en su momento estaba dirigido al barrio de Palermo, que no tenía un único centro, que tenía muchas calles con nombres muy parecidos y que hacía necesario tener un mapa dentro tu propia ciudad. Además había muchos proyectos nuevos que estaban apareciendo, que se acallaban y volvían a salir después de seis meses… Era un barrio en crecimiento que ameritaba que existiera algo que lo contara.

A lo largo de los años el radio de alcance de los Mapas ha ido creciendo, ahora incluyen más barrios y se renuevan cada seis meses. ¿Cuál es el futuro del proyecto?
Mercedes: En este momento estoy pensando en más Mapas, no de otros barrios, sino de otros proyectos interesantes. Quiero salir de la idea de lo territorial, de lo geográfico, de los barrios, y mapear los proyectos valiosos más allá de dónde estén situados. La idea es salir de esta cosa de dividir por barrios y buscar lo que vale la pena contar.

Me interesa el mundo editorial, el mundo de la música… Todas aquellas personas que hacen cosas con pasión, con cariño. Proyectos que detrás tengan una persona talentosa, trabajadora, apasionada en la búsqueda, eso es lo que me tira el corazón. Encontrar esas personas que todavía no han salido a la luz pero que tienen un potencial enorme.

Muchas gracias por abrirnos vuestra casa y hablarnos de vuestros proyectos e ilusiones, Mercedes y Alejandro.

Si quieres saber más sobre el trabajo de Alejandro, visita la web de NET Muebles; en Mono Block puedes ver todo lo que está pasando en el estudio Mercedes, y si estás pensando en visitar Buenos Aires échale un vistazo a los Mapas de Buenos Aires.

This portrait is part of our ongoing collaboration with ZEIT Online who presents a special curation of our pictures on their site. Have a look here.

Fotografía: Ana Armendariz
Entrevista y texto: Julia Keller